Jonsu (también llamado Khonsu) era un dios lunar de la mitología egipcia cuyo nombre se traduce como «el Viajero». Desde los inicios de la mitología egipcia este dios refleja a la luna mientras se pasea a través del cielo nocturno. También se le rendía culto como dios del tiempo.

Según la mitología, Jonsu era hijo de Amón y Mut, constituyendo entre los tres la tríada tebana. Se le rendía culto en todo Egipto y muchos templos fueron construidos en su honor, como por ejemplo los templos de Menfis, Edfu e Hibis.

Apariencia de Jonsu

Su apariencia es la de un hombre joven envuelto como una momia con una trenza lateral y una barba puntiaguda. Además, llevaba un tocado lunar que muestra el disco de una luna llena sujeta por una luna nueva creciente.

Jonsu dios egipcio mitología egipcia por Javhier Cruz
Representación de Jonsu por Javhier Cruz

Poderes y habilidades de Jonsu

En las referencias más antiguas era un dios aterrador, se le conocía como «el dios enfadado» que estrangulaba a deidades menores y se comía los corazones de los muertos. Más tarde se le asoció con el destino, el castigo y el juicio.

Por estas cualidades, a Jonsu se le invocaba en diferentes rituales y hechizos para que se enfrentase a espíritus malignos o demonios. Un claro ejemplo es la leyenda de la princesa de Bekhten.

Este dios también tenía otros nombres tales como «el Explorador», «el Protector» o «el que Abraza» ya que se creía que vigilaba y protegía a los viajeros que realizaban su travesía de noche. Se creía que Jonsu provocaba el brillo de la Luna, la fertilidad del ganado y de las mujeres y también aseguraba que cada garganta de cada persona se llenase de aire fresco.

Otros dioses egipcios

Fuentes