Aesir es el nombre colectivo para la principal raza de dioses nórdicos. Eran aquellos que vivían en Asgard y que, junto con Odín, gobernaban las vidas de los hombres mortales, la otra raza eran los Vanir.

La lista de los dioses Aesir bajo el liderazgo de Odín incluye:

Thor y dioses Aesir por el puente Bifrost
Thor vadea un río mientras los demás Aesir cabalgan por el puente Bifrost

La distinción entre estos dioses y los Vanir es relativa, ya que se dice que ambos hicieron la paz, intercambiaron rehenes, se casaron entre ellos y reinaron juntos después de una prolongada guerra. De hecho, la diferencia más significativa entre ambos grupos está en sus respectivas áreas de influencia, con los Aesir representando la guerra y conquista, y los Vanir representando la riqueza, la exploración y la fertilidad. En contraposición a otras mitologías, los dioses Aesir podían ser asesinados aunque en principio se dice que son inmortales. Esto se demuestra en la batalla del fin del mundo, Ragnarok.

Contexto nórdico

Como deidades nórdicas, los Aesir pertenecían a un complejo sistema religioso y de creencias mitológicas y cosmológicas que compartían los pueblos escandinavos y germánicos. Esta tradición mitológica, de la cual la escandinava es la mejor preservada, se desarrolló en el periodo de las primeras manifestaciones religiosas y cultura material aproximadamente en el año 1000 a.C. hasta que se produjo la cristianización de la zona, un proceso que ocurrió en primer lugar entre los años 900 y 1200 d.C.