Tiempo de lectura: < 1 minuto ⌛

En la mitología nórdica, el Bifrost (escrito Bifröst) es un puente arco iris que conecta el mundo de los hombres en la Tierra (Midgard) con el reino de los dioses Aesir que viven en Asgard.

En la literatura este puente se describe como un arco iris inestable y fugaz que toca la Tierra desde los cielos, vigilado en el lado de Asgard por el dios Heimdall. Esta descripción «fugaz» y «temblorosa» del Bifrost da explicación a todos los avistamientos de arco iris y da a entender que detrás de cada arco iris reside el camino hacia el reino de Asgard. Muchos creen también que la forma de la Vía Láctea en una noche oscura y despejada es también un símbolo del puente Bifrost. Historias nórdicas cuentan que Odín creó un puente arco iris usando los elementos del agua, fuego y aire.

arco iris bifrost
Bifrost por Arthur Rackham

Se creía que una gran batalla entre el bien y el mal (Ragnarok) podría provocar la destrucción de los dioses. Durante la batalla, el Bifrost fue destrozado debido al peso de los monstruos. En la historia, todos los dioses y todo en la Tierra perecieron bajo el mar. Sin embargo, la Tierra surgió de las aguas y la vida empezó de nuevo.