Tiempo de lectura: 2 minutos ⌛

Shu era el dios de la luz y el aire en la mitología egipcia. Él era la personificación del viento (especialmente de los vientos secos) y de la atmósfera terrestre. Como dios de la luz, representaba la separación entre el día y la noche, además de la separación entre el mundo de los vivos y el mundo de los muertos.

Iconografía

Se le representa como un hombre llevando un tocado con plumas y sosteniendo un cetro en una mano y un anj en la otra.

Shu dios egipcio del aire y la luz
Representación de Shu por Yliade

Historia de Shu

Este dios era el hijo del dios creador Ra. Fue el hermano y marido de Tefnut, diosa de la humedad. Fue a su vez padre de Geb y Nut, el dios de la tierra y la diosa del cielo respectivamente. Se dice que estos dos estaban enamorados el uno del otro bloqueados en un abrazo eterno, tanto así que Shu intervino separándolos y mantuvo a Nut (el cielo) por encima de él y a Geb (la tierra) abajo. Fue entonces cuando Shu creó la atmósfera que permitiría que floreciera la vida. Cuatro pilares localizados en los puntos cardinales del mundo ayudaron a este dios mantener la separación del cielo y la tierra, conocidos como los «pilares de Shu».

Curiosidades

  • Se dice que este dios y Tefnut eran dos partes de la misma alma, quizá este sea el primer ejemplo de «almas gemelas» del que se tiene constancia.
  • Los antiguos egipcios creían que, sin esta deidad, no habría espacio donde crear la vida que observaban a su alrededor.
  • Shu fue la raíz de palabras tales como «seco», «vacío», «luz solar» y «marchito».
  • No se conocen templos dedicados a este dios.
  • Se le relaciona en ocasiones con el dios de la guerra Onuris, conocido como Onuris-Shu.