Tiempo de lectura: 2 minutos ⌛

El Valhalla es, en la mitología nórdica, un salón enorme y majestuoso gobernado por el rey de los dioses nórdicos, Odín. Con sus valquirias de ayudantes, Odín determina qué guerreros morirán en combate y procederán hacia el Valhalla tras la muerte. Una vez allí, los guerreros tienen una tarea crucial. Deben prepararse para el Ragnarok, la gran batalla del fin del mundo donde los gigantes destruirán el cosmos. Aunque parezca una historia de película, los vikingos y otras gentes del norte se tomaban sus creencias sobre el Valhalla muy en serio.

¿Dónde se encuentra?

La palabra deriva del nórdico antiguo valhöll, que significa «salón de los caídos». La representación más común del Valhalla lo coloca en el magnífico reino de los dioses, Asgard (uno de los nueve mundos del cosmos nórdico). El mundo de Asgard es un lugar de belleza, orden y justicia. En este reino de los dioses, el salón de Odín de los caídos está en un lugar llamado Gladsheim u «hogar feliz». A su vez también es el hogar favorito de Odín en Asgard. Además, según fuentes más modernas, Gladsheim también es el punto de reunión de los dioses donde realizaban consejo cada día.

Valhalla mitología nórdica Odín
Valhalla según Emil Doepler

¿Cómo era el más allá en el Valhalla?

Las valquirias eran hermosas guerreras que ayudaban a Odín de muchas maneras. Su trabajo más importante era determinar qué guerreros viven o mueren en batalla. De los que mueren, las valquirias acompañan a la mitad al Valhalla y se convierten en Einherjar, los guerreros de élite de Odín. Estos luchadores eran destinados a ayudar a Odín en Ragnarok, la gran batalla final que llegará al final del ciclo cósmico donde la mayoría de los seres vivos morirán.

Mientras tanto, los Einherjar pasaban la mayor parte de sus días perfeccionando sus habilidades, luchando y preparándose para la gran batalla. El resto del tiempo lo pasaban festejando alegremente con las mejores comidas y bebidas.